Tag Archive: percepción de el cliente


Una compñía que tirne sus objetivos claramente definidos hacie el éxito lo menos que quiere es parecerse a las otras marcas o compañías aun si estas han alcanzado algún éxito en el mercado. Lo que desea es diferenciarse en lo posible para competir con sus propios atributos y características que deben reflejarse en todas los elementos de la compañía los cuales son la manifestación física de la marca.

La identidad corporativa está formada por los elementos que hacen resaltar la imagen que identifica y distingue a una empresa u organización, como las marcas, logotipos, envases, envoltorios, impresos normalizados, fachadas, colores, uniformes, etc. Son un conjunto de características específicas y personales de una compañía las cuales CREAN UNA FORMA PERCEPTIBLE Y MEMORIZABLE de sí misma y la diferencian de las demás entidades.

La identidad corporativa de una empresa se ve reflejada en el material que entrega, ya que este esto es lo que llega a los ojos del cliente objetivo. Por esta razón debe ser desarrollada de forma detallada y plasmada cuidadosamente en los productos o papelería que se entregue con ella. El desarrollo de la marca es la forma de llegar a los clientes, comunicarles lo que la compañía es y representa tanto de manera visual como el concepto general. Esto se consigue trabajando continuamente en el desarrollo de la marca y contando con los instrumentos necesarios para un buen diseño de la identidad corporativa.

Algunos elementos en los que se refleja la identidad corporativa son: El logotipo de la empresa que es el sello visual que queda en la mente de las personas; folletos, volantes y trípticos (toda la papelería corporativa) que es el elemento que tiene más contacto con los clientes; tarjetas de visita; el diseño de los productos y promocionales; diseño del editorial, que son elementos como la memoria anual de una empresa, agendas, cuadernos, etc. Todos estos y otros elementos sustentan la identidad corporativa y expresan las características y valores de la empresa.

Lo que es innegable es que todas las actividades y elementos de la empresa deben estar diseñados y desarrollados de una manera que identifique a la empresa y denotando su personalidad para que hable por sí sola de sí misma a las personas internas y externas de la compañía.

Saludos

EL GRAN RETO DEL MARKETING: CONSEGUIR QUE EL CLIENTE SE SIENTA SATISFECHO.

Esta es la finalidad del marketing ya que hoy por hoy el cubrir las necesidades no satisface plenamente, pero pocos empresarios y profesionales en la materia han reparado en que sus primeros clientes están dentro de la empresa: Los empleados que también tienen necesidades por satisfacer. La mayoría de empresas están divididas por departamentos y en cada departamento hay diferentes cargos. Entre departamentos y empleados existe una relación mutua de clientes la cual debe realizarse de la mejor manera para beneficio de la misma empresa puesto que para realizar las actividades diarias de la empresa se necesita de la interacción de las personas que están detrás de los productos o servicios. Como sabemos, el marketing ha evolucionado mucho, ya no está orientado al producto, está orientado hacia el cliente y las empresas no pueden darse el lujo de descuidar este aspecto porque la competencia es feroz y ha hecho que los clientes sean más exigentes y que la venta sea más compleja. Por eso es preciso contar con un personal de actitud positiva, sentido de responsabilidad y las características y valores necesarios que permiten comunicar todo el valor agregado que lleva consigo un producto o servicio. Para crear las expectativas que la empresa está buscando reflejar existen dos vías: una externa y la otra interna. La primera formada por los propios clientes con sus demandas directas e indirectas sus comportamientos y sus nuevas costumbres. La vía interna se encuentra dentro de la propia empresa y en la medida que el personal tenga una buena formación e información podrá transmitir de mejor manera el valor hacia el cliente y llegar a ser líder. Es aquí donde comienza la importancia de la orientación hacia el cliente, las relaciones interpersonales influyen mucho en los resultados de la compañía. Un jefe siempre debe estar atento al ambiente laboral, de las relaciones interpersonales, de la capacitación de los empleados, la motivación y escucharlos para poder conocer si están satisfechos en sus puestos de trabajo, con las políticas de la empresa y no solamente si están “conformes” porque son los empleados los que muchas veces tienen la relación directa con el cliente y según la atención que le brinden así será la percepción que el cliente tendrá de la empresa, es decir, los que realmente tienen el contacto con los clientes son el reflejo de la empresa porque el cliente mira a través de ellos. Es esta la importancia de que los jefes se preocupen de la atención de sus “clientes internos” y no solo de las cifras que reflejan los estados de resultados puesto que un vendedor, empleado de servicios, etc, que no este agradado con su trabajo transmitirá ese negativismo al cliente, no lo atenderá bien y por consiguiente la empresa se verá afectada. Todos las personas que conforman una compañía, por pequeña que sea son como parte de un engranaje el cual hace trabajar una máquina en la búsqueda de un fin común.