LOS FAMOSOS Y SUS FRAGANCIAS

En la actualidad parece una moda que celebridades sean la imagen de las fragancias de las casas perfumeras más prestigiosas del mundo. Pero no sólo eso, los famosos mismos han decidido incursionar en el negocio del perfume para diversificar un poco y en dicha fragancia ponen de manifiesto su “personalidad” y debido a este hecho la mayoría de consumidores en este mercado compran esta o aquella fragancia por el simple hecho de relacionar la fragancia con el personaje que promociona o lanza la fragancia.

Los perfumes se caracterizan por ser bienes de alta lealtad o fidelidad por parte de los consumidores, algunas personas utilizan la misma fragancia durante toda su vida o períodos muy largos de tiempo por lo cual las personas fácilmente pueden invertir tiempo y dinero en adquirir la marca elegida, lo cual es algo atractivo para este negocio. No sólo se trata de vender una fragancia, más bien se trata de una personalidad, un conjunto de características de los personajes famosos (cantantes, actores, actrices, etc.) que son “transmitidas” hacia las personas que elijan la marca. Va más allá del beneficio básico de un aroma agradable lo realmente interesa adquirir al cliente, a través de el frasco de perfume se está vendiendo una personalidad y al adquirirlo las personas se hacen a la idea de que en cierta manera su personalidad y estilo de vida coinciden con el personaje que es imagen de ese producto.

Entre los atributos que toman en cuenta los famosos para lanzar sus propias fragancias están: muy aparte de la comodidad la diferenciación, realzamiento de la personalidad y en algunos casos de la estima. En este medio es muy común escuchar la pregunta ¿a qué huelen los famosos? puesto que esa es la idea principal: que las personas busquen ser cono, parecerse a, oler igual a…

Los perfumes son productos que facilitan mucho su posicionamiento. Como hemos visto en brand management, una marca debe tener personalidad para poder conectar emocionalmente con las personas, por eso, este negocio es algo muy propicio para celebridades ya que son figuras públicas con una imagen y reputación ya formada, sólo es cuestión de transmitirla y sintetizarla en una botella, cuyo diseño, logotipo, eslogan, tipografía, color será una decisión acorde a las características y personalidad de los famosos.