El branding se trata sobre todo de conectar las emociones de los clientes con una marca, de crear lealtad ayudando a las personas a decidir entre muchas maracas cuando no tienen una de su predilección o simplemente es la primera ves que compran un producto, a que el cliente experimente una sensación de seguridad y calidad al realizar su compra o recibir un servicio y a sentirse identificado. El dilema es como lograr todo esto si existe un mundo de competidores que se esfuerzan ya no solo por satisfacer las necesidades de los consumidores sino que quieren hacerlo de la mejor manera, captar nuevos clientes y mantenerlos fieles a ellos.

El seguir empleando herramientas tradicionales de marketing ya no funciona para distinguirse en el mercado, por eso han surgido tendencias innovadoras que buscan responder a esta interrogante:

BRAND SENSE: Un estudio realizado en 13 países realizado por Millward bronw fue la base para este concepto. Cada día es más difícil construir una marca fuerte debido a los numerosos competidores y a la saturación de los medios de comunicación tradicionales que solamente se centran en la vista y el oído. Brand Sense es un esfuerzo por realizar algo distinto: Integrar los cinco sentidos y no concentrarse solo en la vista y el oído. Resulta necesario analizar como se puede comunicar mejor la marca y crear una estrategia creativa adecuada para lograr desarrollos que cubran la mayor cantidad de sentidos posible y así fortalecer el posicionamiento de una marca.

EMOTIONAL BRANDING: Invita a tener una visión prufunda sobre los distintos niveles emocionales de sus targets. Lograr un acercamiento real con el “Branding emocional” implica tener credibilidad y personalidad en la marca para que esta conecte fuertemente con la gente anivel personal. Está basado en las conexiones entre la gente que trasciende las gráficas. Es una cultura y manera de vivir, una creencia fundamental de que la gente es la fuerza.

EMPLOYER BRANDING: Los sentimientos que genera la marca internamente es cada día más crítico para el éxito o fracaso de las empresas. Es importante contar con empleados preparados y motivados como herramienta para el éxito organizacional. El grado en que se espera lograr un éxito externo de la marca es 100% proporcional al éxito logrado internamente con dicha marca. Los empleados deben comprender verdaderamente a la marca y volverse apasionados por ella para poder transmitirle esa pasión a los clientes.

BRAND METRICS: Todo lo antrior no hace sentido si no tenemos un parámetro para medir su eficiencia. Lo primero que hay que definir es qué tratamos de evaluar o medir para establecer el tipo de estudio más adecuado. En términos generales se pueden considerar tres aspectos: Medir el conocimiento de la marca y la relación de los clientes con la misma; calcular las ventas o flujos de caja que genera la misma o determinar el valor financiero de la marca a largo plazo. Para cada aspecto existe una metodología diferente.

 

Leído en http://segmento.itam.mx/Administrador/Uploader/material/Branding%204%20Tendencias.pdf