¿Qué es una MARCA PERSONAL?

La marca personal o personal brand es un concepto de desarrollo personal que consiste en considerarse uno mismo como una marca, que al igual que las marcas comerciales debe ser elaborada, transmitida y protegida con ánimo de diferenciarse y  conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales. La marca personal también persigue que la impresión cusada sea duradera y sugiera el beneficio de la relación entre  el titular y el observador. Se pretende acentuar y promover la identidad, los valores, conocimientos, experiencias o el estilo de vida de determinado individuo.

Las personas podemos convertirnos en una marca que puede beneficiarnos o perjudicarnos puesto que es un proceso muchas muchas veces inconciente o que no lo hacemos deliberadamente y de acuerdo a como nos desenvolvemos en el diario vivir vamos creando una imagen y una reputaci{on ante las personas que se relacionan con nosotros como nuestra familia, compañeros de estudio, compañeros de trabajo, clientes, vecinos, etc.

Cuando consideras que ya tienes tu marca… qué hacer con ella? Primeramente debemos pensar que cuando somos buenos en algo o tenemos una buena reputación frente a otras personas enun área determinada debemos tratar de posicionarnos en esa área porque la mayor parte del tiempo cuando tratamos de abrcar mucho nos desenfocamos y no logramos sobresalir en ningún campo, no podemos ser todo para todos y esto se aplica a personas y compañías. Luego de descubir nuestra área de posicionamieno debemos construir la marca día a día hechando mano de muchas herramientas útiles con las cuales contamos actualmente. Debemos también tratar de comunicar nuestra marca con la mayor eiciencia posible y mantener nuestra marca en el tiempo.

El asesor de marca personal Jordi Collell indica algunas prácticas que apartan una marca del buen camino, las cuales ha denominado como los 7 pecados capitales de la marca personal:

1. Soberbia: Cuando proyectas a través de tu marca que eres superior a los demás, menospreciándoles. Incapacidad para reconocer el talento ajeno.

Una actitud de marca que se apoya en la soberbia acaba recibiendo como pago la ignorancia y el descrédito por parte de su audiencia. Es una buena vía para convertirse en spam.

2. Invisibilidad: Si no te ven no existes. Ojos que no ven marca que se muere.

Más claro el agua.

3. : Dar poco y pedir mucho, no tener reciprocidad. No devolver favores, recomendaciones, retwiteos son sus manifestaciones básicas.

Pillar al avaricioso cuesta poco tiempo y acaba por ser ignorado.

4.Envidia: Cuando la misión implícita o explícita  de la marca es hundir a los demás.

Al final se pierde la credibilidad.

5. Reactividad: No tomar la iniciativa, actuar a remolque de los acontecimientos.

El riesgo es que sean las circunstancias las que impongan el camino a seguir y la marca sea un mero títere.

6. Falta de creatividad: No tener propuestas propias de valor, basarse siempre en opiniones y propuestas ajenas.

La marca que no crea  y que solo difunde contenidos ajenos se convierte en un rumor.

7. Apatía (falta de pasión): Huir del compromiso, no promover el cambio, no buscar y proclamar el sentido de las cosas que hacemos.