Cualquier persona o empresa relacionada con los negocios globales (sea con exportación, filiales, sucursales,etc.) están relacionados con personas de diferentes culturas e idiomas. Cuanto más conocimiento tengamos sobre las culturas más posibilidades tendremos de evitar conflictos y de llevar hacia el éxito los negocios potenciales de la compañía.

Algunos aspectos importantes pueden ser el significado de los colores, costumbres, de los tabúes, la religión y otros aspectos que influyen anímicamente en el comportamiento y forma de vida de las personas. Podríamos preguntarnos el porque las personas de otros lugares del mundo que desean hacer negocios con la compañía se interesan por adaptarse a la negociación en base a los patrones de la compañía. La respuesta es porque es a la compañía a la quién le interesa cerrar negocios y crecer internacionalmente a través de las buenas relaciones que esta pueda crear, lo que le sirve no sólo para cerrar un negocio, sino también para tener clientes satisfechos que puedan tenernos en mente y compartir sus experiencias con otros clientes potenciales (word of mouth). Cuando vamos más allá del conocimiento de otra cultura nos preocupamos por comprender, apreciar, percibir y aceptar los matices de las diferentes culturas.

Hay algunas cosas que nos es fácil aprender pero hay otras que requieren de un contacto directo con la gente, pero en la medida de lo posible debemos estar bien informados y mejor aun si tenemos un “aliado” de marketing nativo de la región.

Por ejemplo, algo relacionado con los nombres de los productos, un nombre puede ser perfecto en nuestro mercado pero desastroso en otro. Mitsubishi tiene un todo terreno en el mercado Japonés llamado “Pajero”, evidentemente este modelo no se llama así en el mercado español, se llama “Montero”. Otro ejemplo es la cerveza Brahva en El Salvador, en Brasil cerveza Brahma, lo cual puede ser ofensivo en muchos países.

Citando otro ejemplo, hace alguno años, un fabricante líder de pelotas de golf visualizó a Japón como su nuevo mercado. Sin embargo, la venta de pelotas de golf de la compañía estuvo muy por debajo de lo que ellos se habían proyectado. Lo que sucedió es que la empresa había empacado las pelotas en grupos de cuatro, el número de la muerte en Japón.

Todo lo anterior manifiesta claramente la importancia que tiene el conocimiento del mercado dentro de una compañía que pretende crecer y no estancarse puesto que los mercados son cada vez más globales. Entonces opino que para un profesional del marketing es de suma importancia detenerse en este punto para hacer de el una herramienta de comunicación dentro de la compañía que le permita participar de mejor forma en propuestas más masivas.